Reloj

Se tocan todos nuestros bordes
uno por uno
se saludan sin saber
qué mano les da cuerda
qué es una mano
qué es un engrane.

Damos vueltas en la noche ciega
incansables,
condenados

a no ver la hora.